Alcatraz, El Secreto Mejor Guardado De La Historia

PUBLICADO EN 08/25/2020
Publicidad

Junio de 1962, tres presos se fugan presuntamente de la prisión de máxima seguridad de Alcatraz. Esta prisión fue considerada la más dura del mundo y la más infranqueable, situada en una isla en la que las condiciones medioambientales eran adversas, decenas de presos intentaron sin éxito escapar de allí antes que ellos. Incluso muchos de ellos perdieron la vida en las gélidas aguas o bajo los disparos de los guardas. Descubre a continuación la historia que jamás han querido contarte.

Alcatraz, El Secreto Mejor Guardado De La Historia

Alcatraz, El Secreto Mejor Guardado De La Historia

Una Misteriosa Carta


“Mi nombre es John Anglin, en junio de 1962, mi hermano Clarence, Frank Morris y yo escapamos de Alcatraz…” Así comenzaba la misteriosa carta que recibió la policía de San Francisco en enero de 2018. Rápidamente se levantó la voz de alarma, aunque fuera una broma debían investigarlo por si acaso no lo era. ¿Sería cierto que John Anglin seguía vivo? Esto significaría que efectivamente en 1986 hubo una fuga y que se ha estado encubriendo todos estos años. El FBI automáticamente reabrió la investigación.

Una Misteriosa Carta

Una Misteriosa Carta

Sorpresa Para Todos


En 1962, cuando se produjeron los hechos, los guardias de la prisión declararon que los tres hombres que se habían fugado habían muerto en las aguas heladas del mar. Se cerró la investigación y nunca más se supo del tema, pero ciertas pruebas aparte de la carta que recibió la policía, apuntaban a que los tres hombres sobrevivieron. ¿Habían mentido los guardias? ¿La carta era quizás una broma de mal gusto?

Sorpresa Para Todos

Sorpresa Para Todos

Prisión De Máxima Seguridad


La prisión de Alcatraz era una fortaleza diseñada para que nadie pudiera entrar ni salir sin permiso. Situada en una isla rodeada completamente por el mar. Alcatraz era un lugar temido por los presos de todo el mundo, pues si entrabas allí solo había una forma de salir, muerto. Allí es donde iban los presos más peligrosos del mundo a cumplir cadenas perpetuas, presos que no eran capaces ni de relacionarse con otros presos. Era la prisión de las prisiones.

Prisión De Máxima Seguridad

Prisión De Máxima Seguridad

Muchos Antes Ya Lo Intentaron


Estos tres hombres, John Anglin, Clarence Angling y Frank Morris no fueron los primeros en intentar fugarse de allí. Otros muchos presos ya lo habían intentado antes, sin éxito. Ningún plan maestro ni ardid fue suficiente para burlar a los guardias o sortear a la muerte en el agua helada del mar. La mayoría de ellos perecieron en el intento, ahogados en el mar o disparados por los guardias, y, a otros los capturaron con vida y fueron devueltos a sus celdas.

Muchos Antes Ya Lo Intentaron

Muchos Antes Ya Lo Intentaron

Los Protagonistas


Frank Morris, delincuente desde niño, ladrón, traficante y cerebro de la operación, se dice que era súper dotado. Los hermanos John y Clarence Anglin provenientes de una familia humilde que trabajaba en el campo para sacar adelante a 14 hijos, ladrones de bancos a mano armada y con violencia y había un cuarto hombre, Allen West, ladrón de coches. Los cuatro hombres se conocieron en la prisión federal de Atlanta y ahí fue donde hicieron muy buenas migas.

Los Protagonistas

Los Protagonistas

Frank Lee Morris


Frank Lee Morris cometió su primer delito a los 13 años. Huérfano desde los 11 años, después de su primer delito no paró de burlarse de la ley, atracos a mano armada, agresiones, narcotráfico etc. Muchas han sido las prisiones donde ha estado hasta que intentó fugarse con sus compañeros de Atlanta y todos acabaron Alcatraz. Era realmente un genio, pero invirtió mal su grandeza. Con un cociente intelectual de 133, fue el cerebro de la fuga y del grupo.

Frank Lee Morris

Frank Lee Morris

Escapista Profesional


En su ficha policial lo llamaban literalmente: “Artista del escapismo”. Este mote Frank Lee Morris se lo ganó tras escaparse de dos prisiones federales. Tras la última de ellas estuvo desaparecido durante diez años, pasando desapercibido pero volvió a robar un banco, lo atraparon y esta vez lo ingresaron en Alcatraz. Este último destino sería su último escape también. Frank había sido arrestado y encerrado en múltiples ocasiones por robos con violencia, tráfico de estupefacientes, agresiones a mano armada…

Escapista Profesional

Escapista Profesional

Los Hermanos Anglin


Nacidos en Georgia, John y Clarence provenían de una familia humilde de trabajadores del campo. Eran nada menos que catorce hermanos y todos ellos colaboraban en las labores de temporeros. Pero los dos hermanos despuntaban del resto ya que no se conformaban con esa vida y tenían un comportamiento rebelde y diferente al resto de hermanos. Desde muy jóvenes empezaron a robar gasolineras y después bancos. Pasaron por varias prisiones estatales hasta que llegaron a Atlanta y conocieron a Frank Morris y Allen West.

Los Hermanos Anglin

Los Hermanos Anglin

Nadadores Profesionales


Los hermanos Anglin pasaban largas temporadas en el campo trabajando con su familia. Cuando los mandaban al norte a recoger frutas de temporada, ellos se escapaban a nadar al lago Mitchigan. Iban todos los días a nadar y esto hizo que lo supieran hacer muy bien, eran como peces en el agua. Esta habilidad más tarde les serviría para no tener miedo a las turbulentas aguas del mar que rodeaba Alcatraz ya que se desenvolvían muy bien en el agua. Si la balsa fallase podrían nadar hasta la orilla sin ninguna dificultad.

Nadadores Profesionales

Nadadores Profesionales

Los Cuatro De Atlanta


Así los llamaron tras intentar fugarse de allí sin éxito, John Anglin, Clarence Anglin, Frank Lee Morris y Allen West se conocieron en una prisión federal de Atlanta, hicieron buenas migas e idearon un plan para fugarse los cuatro de allí. Salió mal y les cogieron, de allí fueron trasladados juntos a Alcatraz. Los pusieron a los cuatro en celdas contiguas, con lo que tenían mucha facilidad para comunicarse e idear una nueva fuga.

Los Cuatro De Atlanta

Los Cuatro De Atlanta

Reutilizando Instrumentos


Verdaderamente Frank Morris era un genio, a cualquier cosa que llegaba a sus manos le daba una utilidad. Hicieron un taladro con el motor de un secador estropeado, un inflador con un acordeón, una balsa hecha con trozos de impermeables que iban robando, en fin, todo tipo de artilugios que le ayudarían a escapar. El plan estaba trazado a la perfección y era el momento de recolectar todo el instrumental necesario.

Reutilizando Instrumentos

Reutilizando Instrumentos

Necesitaban Pelo Humano


A parte de todos los instrumentos necesarios para escapar, los cuatro necesitaban ir regularmente a la barbaría, y sigilosamente sin que nadie sospechara nada, robar pelo humano del suelo. Sí, pelo humano. ¿Para qué necesitarían pelo humano? No, no iba a hacerle vudú a nadie. Necesitaban el pelo para hacer unos muñecos a tamaño real con yeso, agua y papel higiénico que utilizarían la noche de la huida para dejarlos en sus camas y que nadie sospechara que se habían ido si pasaban por sus celdas.

Necesitaban Pelo Humano

Necesitaban Pelo Humano

Todo Estaba Planeado Al Detalle


Cada uno tenía una misión que cumplir planeada al milímetro, nada podía fallar o el plan entero se iría al traste. Se hicieron un taladro con el motor de un secador estropeado para poder sacar las rejas del conducto de ventilación de cada una de las celdas. Cada uno retiró la suya y la volvió a colocar súper puesta y tapada con cualquier cosa para que no se levantaran sospechas. También tenían un inflador para la balsa en la que escaparían y chalecos salvavidas hechos con trozos de plástico.

Todo Estaba Planeado Al Detalle

Todo Estaba Planeado Al Detalle

Listos Para La Fuga


Cada uno de ellos había conseguido retirar la rejilla del conducto de ventilación por donde escaparían pero aún quedaba una ardua tarea. Tenían que excavar alrededor de la rejilla para hacer el agujero más grande y poder caber a través de él. Cada día, con un pincho de hierro, rascaban un poco la pared para hacer el agujero y luego lo volverían a tapar. Todo estaba ya casi listo para el gran día.

Listos Para La Fuga

Listos Para La Fuga

Todo Iba Como La Seda


Habían conseguido hacer el boquete con mucha facilidad gracias al taladro que se habían fabricado y gracias también a la porosidad de la pared. Era una pared caliza y prácticamente se deshacía al tocarla. También la humedad de la isla y el salitre del mar ayudaron a que la pared tuviera estas condiciones tan buenas para cavar en ella. Además nadie se había dado cuenta de lo que estaban haciendo ni nadie sospechaba nada, todo estaba en su favor.

Todo Iba Como La Seda

Todo Iba Como La Seda

Nadie Escuchó Nada


Os preguntaréis como era posible que cuatro presos utilizaran un taladro y nadie escuchara nada, pues bien, aquí está por qué nadie se percató. Frank Morris tenía un acordeón que más tarde modificó para que fuera un inflador. Pues bien, en prisión tenían una hora al día para escuchar música o tocar un instrumento. Los cuatro presos utilizaban esa hora para taladrar y excavar la pared mientras Frank tocaba su acordeón.

Nadie Escuchó Nada

Nadie Escuchó Nada

Después Del Agujero


Detrás de sus celdas había un pasillo de servicios comunes en el que no había vigilancia ninguna. Saliendo por el conducto de ventilación de sus celdas, llegarían a este pasillo y desde él accedían al techo de su bloque de celdas donde se hicieron un taller clandestino para fabricar sus artilugios y vigilar los turnos de guardias. Después subirían por una red de tuberías hasta un ventilador en el techo que daba al exterior, una vez en el tejado bajarían por la chimeneas de la panadería en la parte de atrás de la prisión y de ahí subirían a la balsa que habían construido para atravesar a la otra orilla.

Después Del Agujero

Después Del Agujero

Llegó El Momento


11 de junio de 1962, había llegado el esperado día de la fuga. Llevaban desde diciembre del año anterior planeando y preparando todo al detalle. Incluso haciendo simulacros y todo había salido bien. Nada podía fallar pues estaba todo calculado. Tenían su balsa, su inflador, salvavidas y todo colocado en su posición. Solo debían hacerse una señal entre ellos de que su agujero estaba listo y era lo suficientemente grande como para salir de la celda y darían comienzo a la fuga.

Llegó El Momento

Llegó El Momento

El Gran Momento


Llegó el momento tan deseado, los nervios estaban a flor de piel y estaban ansiosos por salir de allí. Todos estaban en sus posiciones y se habían hecho la señal acordada para indicar que todo estaba listo. Empezaron a salir uno a uno de sus celdas en el momento acordado, todo iba bien, empezaron a llegar al corredor trasero donde habían quedado para encontrarse pero, de pronto, algo parecía que estaba fallando…

El Gran Momento

El Gran Momento

Pánico


A pesar de que llevaban meses preparándose para ese día y planeándolo todo al milímetro, y de las ganas que tenían de salir de allí, también tenían miedo. En Alcatraz no era como en el resto de prisiones, allí lo más probable es que murieses de un disparo en la espalda mientras nadas en las aguas heladas o que te ahogases después de sufrir una hipotermia. Tenían una mezcla de sentimientos difíciles de afrontar pero cualquier cosa era mejor que quedarse allí para siempre.

Pánico

Pánico

Hubo Un Fallo


Ya se habían dado la señal y habían comenzado a salir, John, Clarence y Frank habían llegado a la galería de servicio y estaban esperando a Allen. Pero Allen no aparecía y los demás decidieron dejarle atrás, no hay nobleza entre ladrones. West dijo que había calculado mal y no había hecho el agujero de su celda lo suficientemente grande para salir por él pero más tarde se creyó que fue porque tenía dudas del éxito de la operación y no quería morir acribillado ni ahogado.

Hubo Un Fallo

Hubo Un Fallo

No Miraron Atrás


John, Clarence y Frank no esperaron a Allen ni fueron a ver qué pasaba. Si lo hubieran hecho probablemente no hubieran podido escapar nunca porque los hubieran pillado, así que el plan era seguir adelante. Allen siempre tuvo sus reservas respecto al plan y tenía miedo de no conseguirlo y morir, así que cuando no apareció en el momento acordado, a los demás no les sorprendió y pensaron que se habría arrepentido.

No Miraron Atrás

No Miraron Atrás

Hacia El Exterior


El resto del grupo de fuga comenzó a escalar por las tuberías hasta llegar al ventilador del techo que estaba a unos 9 metros de altura. Consiguieron quitar el ventilador y salir a través de él al tejado. Una vez allí, caminaron hasta las chimeneas de la panadería que se encontraban en la parte trasera de la prisión y descendieron por ellas hasta el suelo de la escarpada isla. Llegaron al borde del acantilado e inflaron la balsa y se pusieron los chalecos salvavidas.

Hacia El Exterior

Hacia El Exterior

Lo Lograron


Frank Lee Morris, el apodado “Artista del Escapismo” lo había logrado de nuevo y esta vez fue su mejor obra. Había logrado escapara de “La Roca” como llamaban a la prisión de Alcatraz por su hermetismo y localización. Hasta por la mañana nadie se dio cuenta de que faltaban tres presos, con lo cual lo habían hecho muy bien porque en el momento de darse cuenta ellos podrían estar ya muy lejos del centro penitenciario.

Lo Lograron

Lo Lograron

Rumores


Más tarde se comenzó a rumorear que Allen West sí que consiguió salir de su celda, que solo se había retrasado por miedo y que una vez que salió, como llegó tarde, sus compañeros ya se habían marchado y no tenía forma de salir de la isla pues solo tenían una balsa. Allen entonces, tuvo que volver a su celda. Se dice que esta historia la contaba él pues otros presos le reprochaban que fuera un cobarde.

Rumores

Rumores

Alcatraz Amaneció Con Tres menos


Estaba claro que Allen West iba a tener que dar todos los detalles de la fuga cuando los guardias se dieran cuenta de que los demás no estaban. Tuvo toda la noche para pensar qué iba a decirles. Por la mañana, la prisión entera despertó sobresaltada al sonar las alarmas por todas partes. Registraron cada recoveco de la cárcel pero no los encontraron ya que no seguían allí.

Alcatraz Amaneció Con Tres Menos

Alcatraz Amaneció Con Tres Menos

West Confesó Todo


Hay muchas especulaciones sobre las declaraciones que hizo West a los agentes. Él, colaboró en todo desde el principio, ya que sabía cómo se las gastaban allí con los que no colaboraban. Les contó todo lo que querían saber, cómo habían escapado y cuál era el plan una vez cruzasen a la otra orilla. El plan era simple, robar ropa y un coche y luego separarse. Pero en los días después no se reportó ningún robo por la zona así que una de dos, o West mintió o los tres fugitivos tenían un plan alternativo que no habían contado a West porque no confiaban en él.

West Confesó Todo

West Confesó Todo

Los Dieron Por Muertos


Desde el principio nadie en la prisión ni entre los agentes creyeron ni por un momento que los fugitivos hubieran sobrevivido a las aguas heladas. Por mucho que tuvieran una balsa, el oleaje allí era muy fuerte y las corrientes los hubieran estrellado contra el acantilado. Además las duchas de la cárcel eran de agua muy caliente para que los presos no se habituaran a sentir frío por si se intentaban escapar que murieran de hipotermia. Encontraron en el agua y en la orilla algunas de sus pertenencias pero al no encontrar sus cuerpos, los dieron por muertos.

Los Dieron Por Muertos

Los Dieron Por Muertos

El Caso Fue Archivado


17 años después de la fuga, sin pruebas ni cuerpos ni nada relevante que pudiera hacer pensar que los presos estaban vivos, el FBI cerró la investigación. En el informe se detalló que los presos se habían ahogado en las aguas del mar que rodeaba la isla y que nunca alcanzaron la orilla. Pero sin un cuerpo que certifique esa muerte, ¿Cómo podían estar tan seguros? Años más tarde recibieron la misteriosa carta las familias aseguran haberlos visto.

El Caso Fue Archivado

El Caso Fue Archivado

Recibieron Una Postal


Los sobrinos de los hermanos Anglin comenzaron una investigación privada para intentar encontrar a sus tíos ya que ellos pensaban que estaban vivos y habían conseguido escapar de Alcatraz. Tenían esa firme sospecha no por intuición ni nada parecido, sino porque la familia había estado recibiendo regularmente postales anónimas que un experto en análisis de escritura cotejó para analizar la letra y determinó que podrían ser postales escritas por John y Clarence. Esto dio mucha esperanza a la familia.

Recibieron Una Postal

Recibieron Una Postal

Una Fotografía De Ellos


Un día salió a la luz una fotografía en la que se veía a dos hombres que podrían ser los hermanos Anglin, un experto la analizó y concluyó que era muy probable que fueran ellos. La foto la habría sacado un hermano de ellos que habría estado en contacto con John y Clarence hasta 1987. El hermano que hizo la foto confesó esto en su lecho de muerte dejando claras evidencias de que los tres estaban vivos.

Una Fotografía De Ellos

Una Fotografía De Ellos

Lo Que Decía La Carta


La carta que recibió la policía de San Francisco en 2018 fue determinante para desvelar el paradero de los tres fugitivos. La carta comenzaba con la presentación del que la escribía y continuaba diciendo: “He estado en muchos sitios pero he vivido la mayoría del tiempo en Seatle, mi hermano murió en 2005 y Frank Morris en 2008, su cuerpo está enterrado en Alejandría con otro nombre. El motivo de mi carta es que estoy muy enfermo de cáncer y me ofrezco a entregarme a cambio de asistencia médica”.

Lo Que Decía La Carta

Lo Que Decía La Carta

Pasó Desapercibido


La misiva continuaba diciendo que en ese mismo momento se encontraba en California, que llevaba unos años allí. Había estado viviendo al lado de donde se fugó y nadie le había reconocido. Aunque si lo pensamos bien, John en esos momentos tendría 88 años y nadie se acordaría ya de él ni podría reconocerle. La carta continuaba diciendo que si le prometían que solo estaría un año en la cárcel les diría el lugar exacto donde se encontraba.

Pasó Desapercibido

Pasó Desapercibido

No Logró Convencerles


La policía no se lo creyó al instante, ya habían pasado por situaciones similares y se mostraron precavidos a la hora de actuar. Efectivamente tenían el deber de investigar si la carta era real o no pero es algo que harían antes de ponerse en contacto con el supuesto John Anglin. En la carta él propuso un trato, se entregaría a cambio de asistencia médica y bajo la promesa de que solo pasaría un año en prisión. Aseguraba que estaba enfermo de cáncer y que no tenía mucho tiempo.

No Logró Convencerles

No Logró Convencerles

El Análisis De La Carta


Nunca sabremos si el FBI llegó a contactar con Anglin o no, ya que la investigación desveló que la carta en realidad se recibió en 2013 pero no fue hasta 2018 que hicieron pública la noticia. En ella también publicaron que la carta se analizó en busca de ADN y se cotejó la escritura para ver si realmente la había escrito John Anglin y los resultados fueron no concluyentes, entonces ¿Por qué tardaron cinco años en sacar a la luz la noticia?

El Análisis De La Carta

El Análisis De La Carta

Leyendas Urbanas


Muchos investigadores independientes especulan con el hecho de que la carta se recibiera en 2013 y hasta cinco años después no se supiera de ella. Una de las teorías que circulan por las redes es que en ese momento se reabrió la investigación de la fuga de los tres presos y consiguieron dar con el paradero de Anglin y encerrarlo. Otra es que aceptaron el trato y lo mantuvieron en silencio para no tener que reconocer que habían dado por muertos a tres fugados de Alcatraz por no haber sido capaces de atraparlos en su momento.

Leyendas Urbanas

Leyendas Urbanas

Preguntas Sin Respuesta


Estas dudas han suscitado miles de teorías conspiranoicas y suposiciones. Muchos han sido los programas de televisión que han hablado del tema o han hecho reportajes al respecto, entrevistando a la familia o a otros presos que seguían vivos y que estuvieron compartiendo aquellos momentos prisión con los fugitivos. Pero lo cierto es que no hay ninguna teoría oficial salvo que la carta fue clasificada como falsa y la investigación se volvió a cerrar.

Preguntas Sin Respuesta

Preguntas Sin Respuesta

Avances Tecnológicos


A todo el mundo le apasiona esta misteriosa historia y especula sobre lo que pudo pasar con John y Clarence Anglin y Frank Lee Morris, sus compañeros de prisión automáticamente los dieron por muertos y no creían que hubieran podido escapar pues tenían muchos ejemplos precedentes de que eso no era posible. Pero la gente fuera creía que seguían vivos y con el anuncio de la carta de John aún más. Incluso se hicieron retratos robot de cómo sería los presos en aquel momento.

Avances Tecnológicos

Avances Tecnológicos

Jim Albritgh


Jim Albright fue el último preso en salir de la cárcel de Alcatraz. La prisión cerró tan solo un año después de la fuga de John, Clarence y Frank por las malas condiciones en las que se encontraba y por denuncias de maltratos a los presos. Jim fue liberado porque acabó su condena y muchos programas de televisión lo llamaron para entrevistarle y preguntarle por los tres prófugos. En sus declaraciones afirmó que en la cárcel todos creyeron que se habían ahogado y no lo habían conseguido.

Jim Albritgh

Jim Albritgh

Cómo Se Ve Alcatraz Ahora


A día de hoy aún no se sabe la verdad sobre la historia de los fugitivos de “La Roca” y al cerrar la prisión, se ha convertido en un atractivo turístico donde reina el misterio. Incluso se ha llevado la historia al cine de Hollywood con una película llamada “La fuga”. La historia siempre será un misterio y solo sus protagonistas, estén donde estén, sabrán qué es lo que pasó realmente.

Cómo Se Ve Alcatraz Ahora

Cómo Se Ve Alcatraz Ahora

Publicidad