Nadie se esperaba lo que se iba a encontrar en el jardín de su nueva casa

PUBLICADO EN 12/28/2020
Publicidad

Un hombre compró una casa de segunda mano, la casa era enorme, con un grandísimo jardín. Cuando te compras una casa que ya ha sido habitada antes, a veces encuentras cosas que los antiguos dueños se han dejado allí. A veces esas cosas son agradables o te sirven para algo, otras veces, esas cosas te pueden hasta crear serios problemas. Pero cuando lo que te encuentras se sale de lo normal, puede que no sepas qué hacer o cómo actuar. Este hombre encontró algo muy insospechado enterrado en el jardín de su nueva casa. Descubre de qué se trata.

Nadie Se Esperaba Lo Que Se Iba A Encontrar En El Jardín De Su Nueva Casa

Nadie Se Esperaba Lo Que Se Iba A Encontrar En El Jardín De Su Nueva Casa

Algo inesperado

Cuando compró la casa, el nuevo dueño se puso a revisar los planos y mirando atentamente se dio cuenta de que bajo el jardín había algo. Era algo subterráneo que el agente de la inmobiliaria no le había comentado que existiera. Quizás porque los antiguos inquilinos reformaron la casa y lo que se veía en el plano ya no existía pero ¿cómo se iba a quedar con la duda de averiguarlo?

Algo Inesperado

Algo Inesperado

Una gran expectación

Antes de ponerse a excavar como un loco, el nuevo propietario quiso comprobar si efectivamente debajo de su nuevo jardín había algo más que arena. Entonces decidió contratar a una empresa especializada en buscar estructuras bajo el suelo con aparatos de detección especiales. El técnico que encontró metales bajo el suelo dejó el lugar señalado con una cruz para que el dueño de la casa supiera donde estaba el punto exactamente.

Una Gran Expectación

Una Gran Expectación

Materiales para cavar

Ahora sí era seguro que ahí debajo había algo y estaba lleno de emoción. No podía esperar para saber de qué se trataba y se fue directo a comprar las herramientas necesarias para ponerse a cavar ya que no disponía de ninguna. Fue al súper y compró una gran pala. Estaba desando llegar a casa para ponerse a la tarea y así lo hizo, nada más llegar, se fue al punto con la cruz que le habían señalado y comenzó a excavar.

Materiales Para Cavar

Materiales Para Cavar

Imaginado cosas

Comenzó a cavar con todas sus ganas aunque poco a poco las fuerzas le fueron fallando ya que no estaba acostumbrado a ello y el suelo era muy duro. De pronto, a pala chocó con algo de metal. Había algo metálico allí sí, pero no acertaba a saber qué era y tuvo que seguir cavando y cavando. Era mucho trabajo para él solo así que decidió llamar a un amigo. Pronto los dos tenían un gran boquete hecho en el suelo y se podía ver perfectamente una trampilla con una manivela.

Imaginado Cosas

Imaginado Cosas

Consiguieron destaparla

Entre los dos hombres consiguieron abrir la trampilla que había en el suelo. No fue una tarea fácil ya que estaba oxidada y se notaba que eso no se había abierto en muchos años. Justo debajo de ella, había unas escaleras que bajaban a lo profundo de la tierra. Sintió a la vez miedo y mucha curiosidad por saber de qué se trataba aquello, pero aún tenían que asegurarse de que bajar ahí fuera seguro.

Consiguieron Destaparla

Consiguieron Destaparla

Con miedo pero con ganas de saber

Para que pudieran bajar con seguridad aún tenían que cavar un poco más alrededor para que no hubiera ningún desprendimiento de tierra. Con la emoción, no podían parar de cavar aun cuando ya se estaba haciendo de noche, querían saber lo antes posible qué secretos escondía aquella trampilla y por qué estaba ahí. Sin embargo, decidieron parar hasta el día siguiente ya que se hizo completamente de noche y no veían nada.

Con Miedo Pero Con Ganas De Saber

Con Miedo Pero Con Ganas De Saber

Un nuevo día

Ambos se fueron a cenar, lavarse y descansar un rato, pero no podían parar de pensar en qué habría allí abajo y esa noche no durmieron mucho. Por fin amaneció y los dos se levantaron de un salto de la cama, no podían esperar más para seguir cavando. Al fin y después de retirar mucha arena, consideraron que era seguro bajar allí abajo y así hicieron, el dueño bajó primero y, aunque las escaleras estaban aún muy cubiertas de arena y escombros, pudo ver que allí abajo había una gran sala.

Un Nuevo Día

Un Nuevo Día

No entendía el plano

Decidieron limpiar bien las escaleras antes de bajar por completo ya que se podían caer. Cuando el hombre consiguió al fin quitar toda la arena, volvió a bajar por las estrechas escaleras que eran claustrofóbicas. El agujero era del tamaño de una alcantarilla y cambia difícilmente un hombre por ellas. Aquello era como una especie de búnker o refugio anti bombas pero pronto esa idea se le quitó de la cabeza.

No Entendía El Plano

No Entendía El Plano

Un lugar muy raro

Nada más bajar, había un estrecho pasillo que parecía como si del interior de una pirámide se tratara, pero luego al atravesarlo, casi frotándose con la pared, llegabas a una enorme sala oscura y fría. Aquello era todo muy raro y no sabía dónde se estaba metiendo, los planos eran muy confusos y no le aclaraban nada al respecto. Lo único que sabía con exactitud es que allí no había bajado nadie en muchos años. Se podía oler la humedad, el moho y el polvo acumulados allí.

Un Lugar Muy Raro

Un Lugar Muy Raro

Ventilación

Algo en aquella sala le llamó rápidamente la atención, con la linterna que había bajado para ver pudo distinguir, que en la esquina de la gran sala, había un gran ventilador con una especie de manivela. Estaba claro que quien construyó aquello pensaba pasar muchas horas allí dentro. No sabía con exactitud para qué habían construido aquella gran sala subterránea pero era cuanto menos inquietante. Empezó a pensar incluso que fuera una especie de prisión.

Ventilación

Ventilación

Todo preparado para empezar

Aun sin saber para qué habrían construido aquello, si para protegerse de algo o con pensamientos más macabros como encerrar a alguien, al dueño de la casa le dio igual y se empezó a ilusionar con todo lo que podría él hacer allí abajo. Empezó a fantasear con gran bodega, una sala de juegos privada, un búnker o incluso una despensa. Así que sin pensarlo ni un momento se puso a arreglar todo allí para acondicionarlo pronto. Tenía mucho trabajo por delante

Todo Preparado Para Empezar

Todo Preparado Para Empezar

Ardua tarea

Allí había mucho que hacer para poder acondicionar aquella sala lo más mínimo, había que quitar todos los escombros, arreglar las paredes, quitar humedades, etc. Y eso sería solo el principio de una larga obra. Ese lugar había estado cerrado durante muchos años y estaba bastante deteriorado, no paraban de salir escombros y más escombros y tuvo que poner un sistema de polea en el jardín para poder subir los cubos sin mucho esfuerzo. Poco a poco la cosa se iba complicando.

Ardua Tarea

Ardua Tarea

Siguiente paso

Tras varios días de trabajo intenso, el lugar había quedado espectacular y él estaba muy orgulloso de su trabajo. Su amigo y él habían estado quitando escombros, polvo y muchas cosas oxidadas, humedades, etc. Luego, los dos pintaron de nuevo todo con pintura aislante y quedó como nuevo. De momento, las paredes del interior estaban saneadas y arregladas, pero no iba a quedar ahí la cosa ni mucho menos. Era nada más que el principio.

Siguiente Paso

Siguiente Paso

Estaba todo calculado

Hasta ahora, habían estado realizando los trabajos entre él y un amigo, pero para lo que venía ahora iba a necesitar muchos refuerzos. Resulta que él era obrero en la construcción y la mayoría de sus amigos también o eran o sabían mucho del tema. Así que decidió llamarlos y pedirles ayuda. Sus amigos, aceptaron sin pensarlo, él les ofreció un sueldo, antes que pagar a nadie ajeno mejor pagar a los amigos, pero ellos lo rechazaron y le dijeron que les pagara en barbacoas en el jardín.

Estaba Todo Calculado

Estaba Todo Calculado

Llamó a sus amigos

Por supuesto que les invitaría a lo que fuera, con amigos así da gusto. El dueño de la casa les prometió a sus amigos que les invitaría a una gran barbacoa cuando la obra estuviera acabada y todos estaban encantados con la idea. Así que se pusieron manos a la obra y comenzaron a cavar alrededor de la trampilla para asegurar eses suelo. Este era solo uno de los primeros pasos de lo que se les venía encima, quizás más de uno después se arrepentiría de haberse prestado a ayudar.

Llamó A Sus Amigos

Llamó A Sus Amigos

Les esperaba mucha tarea

Lo primero era poner unas estructuras de madera a modo de vigas alrededor de la entrada de la trampilla que luego rellenarían con cemento. Todo estaba estudiado al milímetro gracias a sus amigos albañiles. Querían hacerlo así para reforzar esa entrada por si había corrimientos de tierra cuando lloviera o incluso cuando hubiera temblores o terremotos. De ese modo, la entrada estaría siempre protegida de derrumbamientos. La seguridad era algo primordial en todo esto.

Les Esperaba Mucha Tarea

Les Esperaba Mucha Tarea

Eran buenos trabajadores

Después, colocaron unos hierros de refuerzo de la entrada que luego taparían con cemento armado. Incluso dentro de la sala pusieron unas vigas de soporte para hacer alguna columna adicional en el interior para reforzar el techo de la habitación subterránea. Toda medida era poca cuando hablamos de seguridad así que no escatimaron en prevención, eran albañiles experimentados y sabían bien lo que hacía y cómo debían hacerlo. Con ellos trabajando en equipo estaban muy seguros de que el resultado sería impecable ya que todos ellos eran los mejores en lo que hacían.

Eran Buenos Trabajadores

Eran Buenos Trabajadores

Pausa merecida

Llegó un momento en que necesitaban descansar pues llevaban muchas horas trabajando. Todos los amigos se sentaron en una mesa que tenía el dueño en el porche y estuvieron charlando y riendo juntos. Todos preguntaron que qué iba a ser al final la sala aquella ya que el dueño aún no había dado muchos detalles. De todas las ideas que se propusieron, una de ellas fue la que realmente caló hondo en él.

Pausa Merecida

Pausa Merecida

Hora de retomar

Cuando por fin decidieron para qué se iba a utilizar la sala, todos volvieron al trabajo y ahora tenían hasta más ganas de seguir para acabarla cuanto antes y empezar a disfrutar de ella. Todos se pusieron de nuevo en marcha para volver al trabajo después de haberse refrescado y haber picado algo de comer. Parecía que habían descansado varios días porque todos retomaron el trabajo con una energía pasmosa. Lo que no sabían es lo duro que iba a ser el resto del trabajo.

Hora De Retomar

Hora De Retomar

No todo fue un camino de rosas

Cuando mejor y más fluidas iban las cosas, empezaron a surgir algunos problemas típicos en las obras. Un error de cálculo por las prisas en algunas mediciones hizo que algunas de las maderas no estuvieran bien cortadas, de hecho se quedaban cortas y no podían ponerlas así. De modo que tuvieron que tirarlas o dejarlas a un lado para utilizarlas en otra cosa, volver a comprar nuevos listones de madera, volver a medir y volver a colocar. Sin embargo, nada que no pudieran solucionar.

No Todo Fue Un Camino De Rosas

No Todo Fue Un Camino De Rosas

Mimo en los detalles

Por fin pudieron solucionar el incidente con los listones de madera y pudieron continuar con la obra. Todo era perfecto, pudieron poner toda la estructura de madrea en el hueco de la entrada para reforzarla con cemento armado y quedó perfecta. Ahora sí que se veía que era una entrada segura que no se iba a venir abajo por nada del mundo. Todos estaban muy orgullosos y emocionados con el trabajo que estaban haciendo allí.

Mimo En Los Detalles

Mimo En Los Detalles

Anunciando la finalidad

El dueño de la casa por fin confesó cuál iba a ser la finalidad de aquella sala subterránea. Quería mantenerlo como sorpresa para sus amigos pero había llegado el momento de decírselo a todos para que supieran en qué estaban trabajando. Así que los reunió a todos y les anunció que iba a ser una sala de reuniones para ellos, con billares, futbolines, bodega y todo lo necesario para pasarlo bien. Sus caras de emoción no tenían precio, parecían como niños en el día de los reyes magos.

Anunciando La Finalidad

Anunciando La Finalidad

Sitio de reunión

Ese iba a ser su lugar de reuniones y diversión privado, solo para ellos. Y qué mejor que con ellos ya que se habían volcado en ayudarle con la obra. Sus amigos estaban realmente muy emocionados con la idea propuesta por él y ahora estaban más ansiosos aún por terminar la obra y por hacerlo bien. Ya podían imaginarse todos allí metidos compartiendo horas y horas sin ser molestados y sin molestar a vecinos ni a nadie. Allí podrían hacer todo el ruido que les diera la gana que nadie se iba a ofender.

Sitio De Reunión

Sitio De Reunión

Más problemas

Con toda la emoción que tenían y compartiendo ideas y cosas que iban a hacer, se les pasó un detalle. La sala era enorme pero había un gran problema en el que no habían pensado. Ellos querían habilitar la sala como espacio de juegos y bodega, etcétera, con sillones, futbolín, billar, televisión y todo lo necesario pero, ¿cómo iban a bajar todo eso por la estrecha trampilla? Tenían que pensar un plan para hacerlo posible.

Más Problemas

Más Problemas

Entre todos pensaron algo

Compartiendo pensamientos y posibles formas de arreglar ese detalle, a uno de ellos se le ocurrió la idea de bajar todas las cosas por piezas y una vez dentro montarlas allí. Era una tarea muy dura, costosa y complicada pero la recompensa sería poder disfrutar todos juntos de aquel espacio cada vez que quisieran. Aunque sonaba como hacer un puzle de muchas piezas, ya no había nada que pudiera pararles para conseguir su lugar de reunión personal.

Entre Todos Pensaron Algo

Entre Todos Pensaron Algo

Volviendo a la carga

Pero antes de poder bajar todas las cosas para su sala de juegos, había mucho trabajo por hacer. No era posible tener una sala de juegos sin luz, agua, etcétera, así que lo primero era renovar la instalación de luz de todo aquello, ya que ahí hubo luz alguna vez pero esa instalación ni funcionaba ni era moderna, con lo cual tenían que ponerla entera nueva y meter, enchufes, tomas de antena y de teléfono.

Volviendo A La Carga

Volviendo A La Carga

Pero había más

Y también había que meter tuberías de agua y de desagüe ya que necesitarían tener un baño allí debajo si iban a pasar muchas horas allí. Además no iban a estar subiendo a la casa cada vez que les apeteciera ir, no era nada práctico así que eso es otra de las cosas que tenían que hacer después de meter toda la instalación de la luz. Aún les quedaba lo más duro por delante y eso que ya llevaban varios meses de trabajo, pero los ánimos estaban bien altos.

Pero Había Más

Pero Había Más

Rematando por todo lo alto

Y ya que se ponían a hacer algo para ellos exclusivo, ¿por qué no meter también una cocina? Así podrían pasar horas y horas allí sin moverse, en su refugio secreto y personal sin que nadie les molestase. Así que ahora también habría que meter una instalación de gas, además para la calefacción también para el invierno y una salida de humos. Cada vez que se les ocurría una idea se emocionaban más aunque eso significase más meses de duro trabajo.

Rematando Por Todo Lo Alto

Rematando Por Todo Lo Alto

A por ello

Ya habían hecho los planos de todo lo que debían hacer y habían comprado los materiales para empezar los primeros pasos. Calcularon que para tenerlo todo listo tardarían mínimo unos 2 años en tenerlo preparado adecuadamente. Además era mucho dinero comprarlo todo de golpe, los materiales y todo lo necesario y había que ir poco a poco. Aunque estaban muy contentos y tenían muchas ganas de tenerlo listo, también eran realistas y sabían que lo que querían hacer no se conseguía de la noche a la mañana.

A Por Ello

A Por Ello

Paso a paso

Aunque todos tenían su vida y sus trabajos, estaban deseando tener ratos libres para ir a trabajar en la obra de sus sueños. Lo primero fue la instalación eléctrica, y por fin, después de un duro trabajo, la tenían lista. Ahora a por el siguiente paso, la instalación de las tuberías de agua y W.C. Primero, fueron a comprar todo lo necesario en materiales y después se pusieron al lío, poco a poco se le iba viendo color a todo aquello y cada vez estaban más ilusionados.

Paso A Paso

Paso A Paso

Todo hecho con dedicación

A pesar de que el dueño de la casa quiso pagarlo todo él, los amigos colaboraron también en llevar algunos materiales y detalles para su sala especial de reuniones. Cierto era posible porque al dueño de la casa le había tocado la lotería de Navidad y tenía mucho dinero para cumplir este pequeño sueño particular. De no ser así, hubiera sido casi imposible realizar el proyecto ya que estaba siendo muy caro.

Todo Hecho Con Dedicación

Todo Hecho Con Dedicación

Ya casi está

El siguiente paso era montar la cocina, esto no iba a ser muy difícil ya que decidieron hacerlo con todo eléctrico. Meter gas iba a ser muy complicado además había que llamar a un técnico especializado ya que la normativa legal vigente así lo exigía pues tenía que asegurarse y dar parte de que la instalación era segura. Un fallo en la instalación del gas podría hacer que explotase medio barrio. Así que pusieron un microondas, una vitro eléctrica y una nevera con congelador, con eso ya podían cocinar sin problema.

Ya Casi Está

Ya Casi Está

El gran día

Por fin, acabaron de instalar la cocina con todo lo necesario para sobrevivir. Ahora mismo, cuando llenasen aquello con comida, se podrían quedar ahí a vivir y no les faltaría de nada. Para el invierno compraron unos radiadores eléctricos, y uno de los amigos apareció allí con una sorpresa enorme, un proyector de cine para la pared. Ya estaba todo listo y ahora solo tenían que rematar detalles y empezar a bajar todo para empezar a disfrutar.

El Gran Día

El Gran Día

Últimas pinceladas

De pronto se dieron cuenta de que se les había pasado un detalle importante. Las escaleras originales de la entrada estaban chulas como decoración y tenían un valor por su antigüedad pero no eran prácticas ni seguras. Eran de caracol y eso dificultaba mucho la subida y la bajada tanto de personas como de cosas y todo eso añadido a que estaban ya muy deterioradas por el óxido y en cualquier momento se podían romper. Así que decidieron quitarla y poner una vertical como las que hay en las alcantarillas.

Últimas Pinceladas

Últimas Pinceladas

Añadiendo seguridad

Un detalle adicional e imprescindible de última hora que decidieron añadir fue asegurarse de que podrían salir y entrar de allí sin problemas. Imagina que están dentro de la sala un día y alguien pasa por allí y los deja encerrados. Sería todo un drama. Esto podría pasar puesto que la manivela de entrada y salida era antigua y se abría y se cerraba de forma manual tanto desde dentro como desde fuera y alguien podría bloquearla desde el exterior. Así que decidieron cambiarla por completo y poner un cierre mucho más sofisticado y moderno.

Añadiendo Seguridad

Añadiendo Seguridad

Usando la tecnología

Resulta que uno de ellos tenía un amigo que era informático y se dedicaba a la seguridad inteligente. Se les ocurrió que podrían poner un sistema de cierre inteligente que funcionara con unos códigos y una aplicación en sus teléfonos móviles. Así que les diseñó el sistema que además de abrirse y cerrarse desde sus móviles, tenía un dispositivo de emergencia por si se bloqueaba la entrada y quedaban atrapados dentro. Hoy en día nada es imposible.

Usando La Tecnología

Usando La Tecnología

Por fin terminaron

Por fin llegó el esperado momento, habían terminado la obra. Todo estaba listo y no faltaba un solo detalle en aquella sala de reunión para estos dedicados amigos. Tenían sus sofás, su proyector, consolas de juegos, una cocina, baño e incluso algún sofá cama para pasar la noche. Futbolín, billar, diana y un montón de juegos de mesa, comida y alcohol para pasar allí el resto de los días, riendo y pasándolo bien juntos. Ahora solo les quedaba disfrutar aquello durante muchos años después de todo el esfuerzo que habían hecho.

Por Fin Terminaron

Por Fin Terminaron

En otra casa pasó algo similar

Resulta que en una viaja casa de Tennessee también había algo oculto desde hacía muchos años y fue precisamente el joven heredero de la casa el que descubrió sus secretos mejor guardados. Él se llama Eric y, al morir sus abuelos y no tener hijos a quién dejar la casa, fue su nieto quien heredo la vieja casa de campo donde habían vivido de jóvenes y que guardaba más de una sorpresa.

En Otra Casa Pasó Algo Similar

En Otra Casa Pasó Algo Similar

Llevaba vacía 20 años

Cuando Eric heredó la vieja casa de campo de sus abuelos, pretendía mudarse allí y comenzar una vida diferente, alejado de la ciudad. Sin embargo, la casa llevaba unos 20 años abandonada ya que sus abuelos se mudaron a la ciudad cuando su abuelo enfermó para estar con ellos y estar más cerca de los médicos. Eric llevaba muchos años sin visitar la casa y no sabía en qué estado podría estar.

Llevaba Vacía 20 Años

Llevaba Vacía 20 Años

Estaba casi en ruinas

La idea de Eric era arreglar la vieja casa de campo de sus abuelos él mismo para vivir allí, él la recordaba enorme y preciosa. Sabía que habría que hacer algún arreglo porque después de 20 años vacía habría muchas cosas rotas, pero lo que no se esperaba Eric era el estado en el que estaba la casa. Cuando llegó y la vio sintió que sus sueños se habían esfumado de golpe ya que la casa estaba muy mal.

Estaba Casi En Ruinas

Estaba Casi En Ruinas

Una gran decepción

Su cara al ver la casa cambió drásticamente. Eric pensaba que con darle una limpieza y hacer algún que otro arreglo estaría habitable pero no era así. La casa había sufrido mucho deterioro por el abandono y necesitaba una gran reforma a la que Eric no podía hacer frente económicamente. Su idea era ir arreglando él mismo todo lo que hiciera falta pero a aquella casa le hacía falta una obra profesional y Eric no tenía dinero para eso.

Una Gran Decepción

Una Gran Decepción

Una dolorosa decisión

No tenía más remedio que hacer lo que le dijo su madre, vender la casa. Eric no quería porque esa casa era de sus abuelos y él había pasado muchos veranos allí con ellos y sus primos. Tenía muchos bellos recuerdos allí y no quería deshacerse de la casa, sin embargo, era dejarla allí pudriéndose o tratar de venderla para que alguien pudiera aprovecharla y no se perdiera para siempre. Así pues, tomó la dolorosa decisión de venderla.

Una Dolorosa Decisión

Una Dolorosa Decisión

Arreglando la casa

Aunque la casa necesitase una reforma sí o sí, Eric pretendía limpiarla y ponerla decente para poder venderla mejor. Iba a quitar toda la suciedad acumulada de tantos años e iba a arreglar algunas cosas que eran muy básicas. Así también le daría tiempo de despedirse de la casa y de recordar allí por última vez muchos momentos vividos con sus abuelos. Le daba una pena terrible pero sabía que era lo único que podía hacer.

Arreglando La Casa

Arreglando La Casa

Objetos olvidados

Mientras limpiaba la casa, Eric iba recordando cosas por cada esquina de ella, subió a la habitación donde dormían sus abuelos y casualmente allí se habían dejado dos cosas guardadas en la mesita de noche. La casa estaba vacía totalmente, salvo por esas dos cosas. Una era una foto de sus abuelos en blanco y negro y la otra, el libro que su abuelo le leía todas las noches “La Isla del Tesoro”, era el favorito de Eric y su abuelo y siempre jugaban a buscar tesoros por el campo.

Objetos Olvidados

Objetos Olvidados

Algo no encajaba

Eric se puso muy contento al encontrar estas dos cosas pero le pareció raro que no hubiera nada más en toda la casa salvo esos dos objetos tan significativos, ¿le estaría diciendo algo su abuelo? Eric siguió limpiando y al bajar las escaleras se dio cuenta que debajo de ellas había algo muy extraño. Debajo de las escaleras había un cuadrado de moqueta como tapando algo. Solo debajo de las escaleras, en ningún sitio más.

Algo No Encajaba

Algo No Encajaba

Debajo había algo muy extraño

Mirando esa extraña moqueta, se dio cuenta de que tenía una esquina levantada y sin pensarlo dos veces, Eric comenzó a tirar de ella para ver qué había debajo. Le costó bastante ya que estaba bien pegada al suelo. ¿Para qué pondrían sus abuelos eso ahí? Era una casa de madera y ahí precisamente nadie pisaba porque era el hueco de la escalera. Por fin Eric consiguió arrancarla del suelo.

Debajo Había Algo Muy Extraño

Debajo Había Algo Muy Extraño

No entendía nada

Al quitar la moqueta del suelo, Eric se quedó boquiabierto. Lo que había en el suelo nunca lo había visto antes ni en aquella casa ni en ninguna otra. Sn embargo, no tenía ni idea de qué podía ser aquello. Se trataba d un enorme cuadrado de cemento incrustado aparentemente en el suelo con una tapadera redonda metálica. Eric se quedó unos minutos mirando e inspeccionando aquello pero no entendía nada.

No Entendía Nada

No Entendía Nada

Preguntando a los amigos

Eric sentía que había descubierto algo muy grande e importante y que aquello iba a ser maravilloso pero debía primero averiguar qué era. Así que hico una foto con su teléfono móvil y la mandó al grupo de WhatsApp que tenía con sus amigos a ver si alguno de ellos tenía idea de qué podría ser aquel cuadrado de cemento. Quizás alguno había visto algo similar y podría resolver su duda rápidamente. Sin embargo, ninguno de ellos tenía ni idea de qué era aquello.

Preguntando A Los Amigos

Preguntando A Los Amigos

Su madre tenía la respuesta

El padre de Eric había fallecido hacía ya un tiempo, por eso Eric heredó la casa, y aunque su madre hacía siglos que no iba a esa casa, quizás ella podría tener la respuesta que buscaba. Le mandó la foto a su madre y la llamó por teléfono, efectivamente, la madre sabía qué era eso y por qué estaba allí. Se trataba nada menos que de una caja fuerte antigua que usaban sus abuelos.

Su Madre Tenía La Respuesta

Su Madre Tenía La Respuesta

Guardaban algo allí

Eric se emocionó muchísimo al saber qué era una caja fuerte, ya estaba seguro de que su abuelo le habría dejado allí algo, un tesoro quizás. Pero su madre le quitó las ilusiones y le dijo que eso estaba vacío, que sus abuelos lo sacaron todo antes de irse de allí. Eric se desilusionó mucho pero igualmente quería abrirla, algo le decía que tenía que abrirla. Lo que no se esperaba es que su madre supiera incluso la combinación.

Guardaban Algo Allí

Guardaban Algo Allí

Estaba rota

Eric no se podía creer que fuera tan fácil, que su madre le hubiera dicho lo que era y que incluso tuviera la combinación para abrirla. Era como un sueño, la madre le dijo que la combinación era la fecha del cumpleaños de su padre. Eric colgó rápidamente y se dispuso a abrir la caja fuerte sin pensarlo ni un segundo. Metió la fecha de su padre y, no se abrió. Lo intentó varias veces y nada, parecía que la rueda no iba bien o algo.

Estaba Rota

Estaba Rota

No era fácil

Eric no se iba a rendir tan fácilmente y llamó sin pensarlo a un cerrajero. Estuvo esperando a que llegara y cuando el cerrajero llegó se puso manos a la obra, estuvo como una hora tratando de abrirla pero no había manera, le dijo a Eric que era muy antigua y que probablemente el mecanismo estuviera dañado, la única opción era romperla. Eric le dijo que lo hiciera, estaba ansioso por ver qué había allí dentro.

No Era Fácil

No Era Fácil

Al fin la abrió

El cerrajero cogió un pequeño taladro especial y comenzó a romperla, poco a poco el cemento fue saliendo y en un momento la había abierto sin dificultad. Eric le pagó y el cerrajero se fue. Se quedó unos minutos mirando la caja fuerte antes de ver si había algo o no, no quería decepcionarse si no había nada dentro ya que estaba demasiado ilusionado con todo aquello. Al fin se decidió a mirar…

Al Fin La Abrió

Al Fin La Abrió

Paquetes antiguos

A Eric le encantaba encontrar cosas ocultas y aquel día estaba siendo de lo más emocionante. Su abuelo sabía que a Eric le encantaba descubrir cosas y le había dejado preparada una gran sorpresa final. Cuando Eric miró dentro de la caja fuerte, estaba hasta arriba llena de cosas, la ilusión de Eric se desbordó, todo estaba lleno como de pequeños paquetes que no sabía muy bien qué eran pero pesaban y estaban llenos de algo.

Paquetes Antiguos

Paquetes Antiguos

Todo estaba mohoso

Al principio, lo que Eric pudo ver a simple vista es que todo estaba muy sucio y mohoso. Algunas cosas estaban incluso mojadas y Eric no entendía nada. Supuestamente aquello era una caja fuerte acorazada donde no podía entrar ni el aire, ¿Por qué estaba todo tan mohoso y mojado? Quizás, con el paso de tantos años, el cemento se había quebrado formando grietas y había entrado humedad dentro.

Todo Estaba Mohoso

Todo Estaba Mohoso

Había estado sumergida en agua

De pronto Eric recordó que cuando él era algo más pequeño, hubo un gran huracán en la zona y que muchas de las casas de allí se inundaron y una de ellas fue la casa de sus abuelos. Probablemente la presión del agua hizo que se formaran grietas en el cemento y la caja fuerte se llenó de agua. Seguramente esa era la razón por la que todo estaba mohoso y mojado aún. No podía ver bien qué había allí por el moho, pero se puso a limpiar los objetos y…

Había Estado Sumergida En Agua

Había Estado Sumergida En Agua

Monedas extrañas

Al limpiar todo se fue dando cuenta de que lo que allí había era un gran tesoro de valor incalculable. Eric estaba tan emocionado que estaba hasta temblando, ¿cómo le había dejado su abuelo esas cosas allí? Su abuelo era único y sabía que era bien capaz de hacerlo. Mientras inspeccionaba, se dio cuenta de que aquellos pequeños paquetes, eran estuches de monedas antiguas y billetes antiguos. Toda una reliquia maravillosa.

Monedas Extrañas

Monedas Extrañas

Cosas de valor incalculable

Siguió sacando paquetes y paquetes, todos llenos de colecciones de monedas y billetes de todo tipo, de otros países, conmemorativos, antiguos, etc. Era un verdadero tesoro que sus abuelos le habían dejado oculto allí para que él lo encontrase. Menos mal que conocían bien a su nieto y sabían que iba a inspeccionar cada rincón de la casa. Si no, aquel tesoro de valor incalculable se hubiera quedado ahí olvidado para siempre. Ahora Eric tenía claro que sus problemas económicos habían terminado.

Cosas De Valor Incalculable

Cosas De Valor Incalculable

Placas de plata

Una de las asombrosas reliquias que Eric encontró dentro de la caja fuerte de sus abuelos fueron estas monedas conmemorativas. Estas monedas eran de plata y tenían inscrita la fecha de su creación, eran nada menos que del año 1788 cuando Connecticut fue fundada como Estado. Esto valía una auténtica fortuna y Eric no se hacía una idea de todo lo que le quedaba por descubrir. Aún quedaban muchos estuches por abrir y no había hecho más que empezar.

Placas De Plata

Placas De Plata

Más monedas

Estaba todo repleto de monedas de toda clase. Eric tenía muy claro que sus abuelos lo habían dejado a posta allí para que él lo encontrase. Su abuelo solía jugar con él a esconder cosas y ponerle pistas para que él encontrase los tesoros y había dejado este último juego para él para que el hecho de heredar y perder a sus abuelos no sea algo doloroso y le quede un bonito recuerdo incluso de aquello.

Más Monedas

Más Monedas

Eso no era todo

Cuando Eric acabó de sacar todos los estuches de monedas y billetes, se dio cuenta de que, en el fondo de la caja fuerte, había una extraña caja de metal muy oxidada. De pronto le dio un vuelco el corazón porque sabía que allí había algo mucho más valioso aún que todo lo que había sacado ya. Abrió la caja y dentro, estaban nada menos que las joyas de su abuela. Eric rompió a llorar como un niño pequeño al verlas.

Eso No Era Todo

Eso No Era Todo

Final feliz

Eric recordaba perfectamente a su abuela con aquellas joyas puestas y eso le trajo unos recuerdos increíbles. Lo mejor de todo es que gracias a ese juego increíble que sus abuelos le habían dejado por última vez, Eric podría reformar la casa vendiendo algunas de las monedas y así podría quedarse para siempre con la casa de sus abuelos. Por supuesto, las joyas de su abuela no las vendió y se las quedó de recuerdo, junto a una de las monedas, la foto y el libro de “La Isla del Tesoro”.

Final Feliz

Final Feliz

Publicidad